Zaragoza se moviliza frente al ruido, la suciedad y el desmadre

El pasado jueves, 4 de octubre, durante la reunión mensual de la Mesa de Zonas Saturadas de la Junta del Casco Histórico, surgió una nueva iniciativa local para combatir los efectos negativos que el ocio nocturno tiene para quienes habitan en zonas de bares y locales destinados a tal actividad. Bajo un nombre más amplio, el de “Mesa Zonas Saturadas y Afectadas por el Ocio Nocturno de Zaragoza”, el nuevo colectivo busca ir más allá del Casco Histórico y aunar las fuerzas de todas las asociaciones locales y ciudadanos particulares afines a su causa. ¿Su objetivo? Conseguir que el ruido, la suciedad y el desmadre que tienen lugar cada fin de semana en diferentes núcleos de la ciudad deje de ser un problema para los vecinos residentes en estas zonas.

Pedro Martínez, presidente de Escuela y Despensa y uno de los coordinadores de la iniciativa, asegura que “esta Mesa nace por la falta de compromiso de los responsables políticos ante una situación preocupante, que se repite cada fin de semana”. Desde su vocación para que la sociedad coopere y realice propuestas vinculantes, Pedro Martínez aprovechó su intervención en el pleno del Ayuntamiento celebrado el 28 de septiembre para invitar a los representantes políticos implicados a acudir a esta reunión. “Deben venir, están obligados, señor Muñoz, señora Giner, señor Rivarés y, por supuesto, señora Artigas”, reclamó. Así el concejal de Urbanismo y Sostenibilidad, la Concejala Delegada de la Policía Local, el concejal de Economía y Cultura y la presidenta de la Junta de Distrito del Casco Histórico quedaron formalmente invitados. Sin embargo, ninguno de ellos se presentó a la cita el 4 de octubre.

Quienes sí acudieron a la reunión fueron la Unión Vecinal Cesaraugusta (en nombre de las 30 asociaciones de vecinos a las que representa), la Asociación de Vecinos Parque Bruil, la Asociación de Vecinos Zaragoza ‘La Harta’,  la plataforma Stop Ruido y Escuela y Despensa, que decidieron unir sus fuerzas y buscar más adeptos para luchar por una causa común. “Comenzaremos por la Asociación de Vecinos de Delicias y la del Centro, con las que ya hemos mantenido conversaciones aunque no hayan podido acudir en esta ocasión por motivos de agenda”, indicaba el presidente de Escuela y Despensa.

La plataforma Stop Ruido ha hecho llegar a la Junta Municipal un informe en el que se plasma la problemática del ruido. El representante de la plataforma, entregó este documento a José Ramón López Goni, vicepresidente de la junta de distrito del Casco Histórico, durante la reunión celebrada el 20 de septiembre, con el objetivo de hacerlo llegar a los representantes de Urbanismo, Policía Local y Medio Ambiente, que en reuniones anteriores ya recibieron las quejas de los vecinos. Dicho informe demuestra, a través de los datos recogidos por un sonómetro, que el nivel permitido por la Ordenanza para la Protección contra Ruidos y Vibraciones se sobrepasa cada noche durante los fines de semana. Además, la Mesa de Zonas Saturadas y Afectadas por el Ocio Nocturno de Zaragoza amenaza con judicializar las propuestas si no recibe una respuesta.

Soluciones para el problema del ruido

La nueva Mesa de Zonas Saturadas y Afectadas por el Ocio Nocturno realizó, durante la reunión del 4 de septiembre, diversas propuestas para terminar con el problema del ruido. Algunas de estas soluciones, que ya se están llevando a cabo con buenos resultados en otras ciudades como Madrid o Málaga, pasan por incluir, entre los requisitos de apertura de un bar, la instalación de limitadores sonoros conectados con la Policía Local a través de Internet. “Esta acción permitiría a la Policía comprobar las quejas de los usuarios sin necesidad de desplazarse y rebajaría la carga de trabajo de la UAPO”, explicó Pedro Martínez. Asimismo, han propuesto instalar sonómetros –también conectados con la Policía- en algunas de las calles con mayor conflicto acústico. También han pedido que, tal y como se ha llevado a cabo en comunidades autónomas como las Islas Baleares, se declaren ‘zonas de protección acústica’ aquellas “en las que se producen unos elevados niveles sonoros por la existencia de numerosas actividades recreativas, espectáculos o establecimientos públicos”. Por último, han propuesto rebajar el horario de aquellas terrazas que provoquen molestias para los vecinos, tal y como se contempla en la Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de Terrazas de Veladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *