Programa Mujer2020, El Verdadero Reto

La despoblación y la desigualdad de oportunidades en el entorno rural constituyen uno de los principales retos que plantea afrontar Escuela y Despensa.

La entidad a a través del análisis de los distintos colectivos es capaz de detectar un conjunto de necesidades en las comarcas al sureste de Zaragoza: Campo de Belchite, el Bajo Cinca, la Ribera Baja del Ebro y los Monegros; hecho claramente extrapolable al conjunto de comarcas del entorno rural aragonés.

Por una parte, se constata que hasta un 35% de la población de las comarcas y municipios analizados son personas mayores de 64 años y, entre este colectivo, alrededor del 20% son personas de más de 85 años. Así pues, el envejecimiento y sobreenvejecimiento de la población constituye ya un reto que, en base la estructura demográfica más reciente, se prevé que se pueda agravar en los próximos 20-30 años, coincidiendo con el progresivo envejecimiento de la actual masa de población entre 35 y 55 años. En consecuencia, actualmente se deduce una presión considerable sobre la población activa y, por tanto, en edad de trabajar; una presión que proviene en gran medida del colectivo de ancianos que crece sin precedentes.

Por otra parte, se han identificado desigualdades entre sexos a través de los registros de desempleo. En el balance entre 2005 y 2017, más allá de demostrar que el desempleo se sitúa también como uno de los retos tras un largo período de inestabilidad laboral, se deduce una mayor intensidad en el nivel de desocupación de las mujeres. En concreto se ha tratado de estudiar los distintos colectivos de mujeres en riesgo de exclusión dentro del mundo rural; mujeres de más de 45 años y mujeres de nacionalidad extranjera.

Cabe mencionar que en la mayoría de poblaciones la relación de masculinidad confirmaba una estructura demográfica masculinizada, sobre todo en los municipios de menor tamaño. A todo esto el registro de mujeres desempleadas es superior respecto de los hombres en esta misma situación. De hecho se observa que entre 5-6 de cada 10 parados son mujeres. Al mismo tiempo se observa que entre 2-3 de cada 10 desocupados son mujeres de más de 45 años; este colectivo se presenta con unas condiciones, a menudo, desfavorables, ya sea por el hecho de no haber adquirido un nivel de formación superior al básico, como por problemas de salud, entre otros que conllevan situaciones de desempleo prolongadas y, en efecto, estructurales.

En referencia al colectivo de mujeres desocupadas de origen extranjero se identifican proporciones similares, de manera que en las comarcas y algunos de los municipios estudiados entre 1-3 de cada 10 desempleados son mujeres de origen extranjero. En este caso destaca también la desigualdad entre sexos de los nacidos fuera del Estado, siendo la mujer la que de manera más frecuente se encuentra en esta situación. Las condiciones de reinserción son muy desfavorables, sobre todo en los llegados de mediana edad; en muchas ocasiones, sin conocimientos de la lengua o formación profesional media o superior, a su vez que sin recursos propios con tal de revertir esta situación.

En este sentido, el programa Mujer 2020 elaborado por la entidad se recoge como una actuación sin precedentes y, por tanto, con un carácter marcadamente innovador en su ámbito territorial de aplicación. Su encaje en referencia a las necesidades detectadas a nuestro parecer es irrefutable, en este sentido consideramos que la propuesta puede considerarse, a su vez, como la base de un proyecto de mayor impacto en los próximos años en  la provincia de Zaragoza y, por qué no, en el conjunto de Aragón. Con todo, sin eludir las posibles mejoras y modificaciones derivadas de los resultados de los indicadores de evaluación del programa.

En definitiva el programa Mujer 2020, El Verdadero Reto puede generar una nueva trayectoria de Escuela y Despensa junto con los distintos agentes con los que prevé coopera en el mundo rural, entorno gravemente afectado por la inequívoca tendencia de la despoblación. Muchas son las soluciones planteadas para abordar la incesante perdida de habitantes; en este caso propuestas que tienen como objetivo generar oportunidades de empleo para colectivos vulnerables -las mujeres en riesgo de exclusión-, al mismo tiempo que se pretende dar respuesta a la necesidad de asistencia y mejora de la autonomía en los domicilios de las personas dependientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *