La mediación constituye el principal método de resolución de conflictos que propone Escuela y Despensa, es así por el mero hecho de que se trata de dar respuesta a un desacuerdo entre dos partes sin llegar a instancias judiciales, las cuales pueden llegar a ser perjudiciales para ambas. A través del proceso de mediación se pueden resolver problemas de diferente índole: conflictos entre socios, convivencia con la comunidad de vecinos, desacuerdos por herencia, deudas económicas, discusiones por rentas de inmuebles, entre otras.

La finalidad es, al fin y al cabo, la búsqueda de propuestas constructivas para la consecución de una solución consensuada. Para ello será necesario el diálogo y siempre tomando como base cuatro aspectos fundamentales en el proceso: la voluntad, la confidencialidad, la imparcialidad y la neutralidad.

Orientada a favorecer la Cohesión social

La mediación tiene la ventaja de estructurar los conflictos y pretende no romper totalmente las relaciones, de manera que se puedan recoser en un futuro. Asimismo la mediación está orientada a favorecer la cohesión social. En esta línea la entidad propone abordar distintas áreas de mediación:

MEDIACIÓN CIVIL

MEDIACIÓN MERCANTIL

Concretamente Escuela y Despensa pretende encabezar una línea de acción vinculada a la mediación tanto civil como mercantil para el Rescate de Familias y Emprendedores en la consecución de acuerdos previos a procesos judiciales contra entidades financieras. Se da el caso que son ya numerosas las sentencias a favor de dichos colectivos, aferrándose a la Ley de la Segunda Oportunidad, en relación a deudas contraídas con entidades financieras coincidiendo con situaciones de insolvencia o falta de liquidez.

Al mismo tiempo, la entidad está diseñando un programa de mediación para la resolución de conflictos de carácter tanto civil como mercantil denominado «El Pacto».

Voluntad

Este aspecto es indispensable tanto para el inicio del proceso de mediación como para su satisfactoria evolución. Ambas partes deben plasmar su voluntad en todo momento, de manera que en cualquier parte del proceso, si alguna o ambas partes lo desea, pueden desistir de la mediación. Del mismo modo, la parte mediadora puede considerar oportuno finalizar el proceso dadas según qué circunstancias.

Confidencialidad

El proceso se caracteriza por el hecho de ser totalmente opaco, por la cual cosa las conversaciones y avances que se den en la mediación deben permanecer en secreto. En concreto es el Art. 9 de la Ley 5/2016 el que determina que es obligación de la parte mediadora mantener la evolución del proceso de mediación bajo secreto profesional. Incluso en el caso que las partes implicadas en dicho proceso participen en procedimientos judiciales o de arbitraje sobre información o documentación relacionada con la mediación no estarán obligadas a ello.

Imparcialidad

La parte mediadora debe ser capaz de encauzar el dialogo para llegar a un consenso entre las partes en conflicto. Así pues, es inherente encontrar un equilibrio entre las partes, sin favorecer a ninguna de ellas, fomentando y dinamizando su participación de igual manera.

Neutralidad

El resultado final del proceso debe ser fruto del dialogo establecido por las partes, de manera que el mediador no ha de intervenir ni influir en los acuerdos finales, con las cuales las partes en disputa deberán sentirse identificadas y satisfechas.

 

FUNDACIÓN ESCUELA Y DESPENSA

Calle Alfonso I, 3-5, Planta 3, Oficina 1

50003, Zaragoza

NIF G99494510

 

Fundación Inscrita con el número de registro 2231, Protectorado -Justicia-

 

 

  • CONTACTA CON NOSOTROS
  • info@escuelaydespensa.org
  • Tel. 630 272 492
  • Horario de Oficina:
  • Lunes a Viernes de 9,00 horas a 14,00 horas y de 16,00h a 19,00h
  • Sábados, Domingos y Festivos cerrado