El concepto “nini” designa a los jóvenes cuya edad está entre los 15 y los 30 años y que, por frustración, consentimiento o impotencia familiar, han decidido ni estudiar ni trabajar. Esto causa una serie de problemáticas que están afectando el plano familiar, y los entornos económicos y sociales de diversos países.

La vida de muchos jóvenes que se han quedado atrapados por la crisis transcurre despacio, como si sus días se repitieran en bucle. Son los ninis, cuyo número ha aumentado con paso firme. El 25% de los jóvenes españoles de entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja frente al 15% de la media de la OCDE, según el informe Panorama de la Educación 2014 presentado en septiembre. España, en este estudio, se sitúa como el país europeo con más ninis.

No tienen ninguna ocupación el 31% de los que no alcanzaron la educación secundaria en el Estado (frente al 15% de media de la OCDE); el 20% de quienes se han titulado en enseñanza obligatoria (frente al 16% en los países desarrollados) y el 23% de los universitarios (13% en la OCDE). Muchos, sobre todo los licenciados, han salido de España para buscar trabajo. Pero la mayoría de los menos formados siguen en casa de sus padres.

El fracaso escolar es uno de los factores que inician el problema. Cuando estos jóvenes pasan a Secundaria empiezan a encadenar suspensos. Repiten primero, luego segundo…después tercero. Meses más tarde intentan hacer un módulo formativo. Pero abandonan. Acaban en una Escuela de Adultos  donde intentan cumplir la exigencia familiar y se sacan la Secundaria. Los ninis, con escasa formación (no tienen el Bachillerato), son especialmente numerosos. No dan un paso adelante. Muchas veces porque no pueden plantearse pagar los cursos que les sacarían del ahogo formativo y quizá laboral. La situación se cronifica y se niegan a buscar trabajo, las Bolsas de Trabajo no son de empleo y son meras bases de datos. Ya dejan de mirar cursos de formación. Al principio se apuntan al paro por si acaso les ayuda en algo. Al año les caduca el carné y ni se molestan en renovarlo. Cinco años más tarde ha vuelto a pisar una oficina del INEM. Algunos dicen: “Pregunté si podían ayudarme a encontrar algo para formarme y me dijeron que hablara con una de sus asesoras. Fue hace un mes y todavía no he ido. Me da flojera, no veo que me vaya a ayudar en nada”.

Cuando un joven se estanca en una situación de inactividad hay que intentar motivarle para que reaccione. Su entorno debe dar señales de que haciendo “algo”, que es posible hacerlo, puede cambiar su realidad. Aunque si la situación se prolonga cada vez es más difícil hacerlo.

PERFIL DEL PARTICIPANTE

  • Jóvenes de entre 15 y 30 años que ni estudian ni trabajan.
  • Parados de larga duración y con problemas de desestructuración personal, familiar y de redes sociales.
  • Jóvenes de diferentes etnias y/o culturas con dificultades de formación y/o inserción laboral.

ORIENTACIÓN Y MEDIACIÓN

  • Contacto con los jóvenes con el perfil citado a través de charlas y debates.
  • Orientación y mediación para otorgar una dosis de confianza, necesidad de cambio y motivación a los jóvenes tomando como base ejemplos y tendencias reales.
  • Acción para la mejora de las condiciones laborales de los jóvenes, colectivo con mayores dificultades de acceso a un puesto de trabajo estable.

FASES PREVISTAS

1

PRIMERA FASE. En esta fase se procedería a la sensibilización por parte de instituciones, colectivos y entidades que deseen vincularse cooperativamente al programa. En esta línea, se prevé desarrollar un Plan de Comunicación e Información basado en charlas y debates centrado con colectivo de jóvenes; en estas sesiones se prevé disponer de la colaboración de Hermano Mayor, personaje con un largo recorrido en el tratamiento de conflictos entre familia y adolescentes. La primera fase se desarrollaría en el Centro Joaquín Roncal o el edificio CaixaFórum de Zaragoza.

2

SEGUNDA SESIÓN. La segunda fase se ejecuta mediante la coordinación de la actividad de Orientación y Mediación. En esta línea, se pretende organizar unas Jornadas de Orientación Emocional y Laboral. En este caso, marcando como objetivo clave la mejora en el ámbito relacional, de manera que se aportaría una generosa dosis de confianza, necesidad de cambio y motivación a los jóvenes tomando como base algunos ejemplos y tendencias reales.

3

TERCERA FASE. En esta misma línea se prevé poner en marcha el Programa AMFER (Acción para la Mejora de la Formación, Empleabilidad y Relación). Para lo que facilitaremos la implantación y el desarrollo de itinerarios, formación y acciones para el empleo y la inserción.

Nuestro trabajo se basa sustancialmente en la eficacia social y por eso acompañamos y complementamos estos itinerarios con una eficaz prospección empresarial y la adecuada gestión de ofertas, en el entorno de un nuevo e innovador concepto de bolsa de empleo y centrándonos en tratar de dar respuestas ágiles a población desempleada que encuentra mayores dificultades  de acceso a un puesto de trabajo, en esta línea planteamos una prospección empresarial para la concertación y realización de entrevistas con posibles empresas, un adecuado acompañamiento socio-laboral y la realización de prácticas en Empresas y también basándonos en nuestra vinculación con sectores que desde una perspectiva Europa 2020 los hace atractivos en cuanto a la futura creación de empleo digno, prioridad absoluta de Escuela y Despensa.

Esta acción se desarrollará conjuntamente con la acción de Fomento Estabilidad Laboral Juvenil y la acción Mi empresa vs. Su empresa.

 

FUNDACIÓN ESCUELA Y DESPENSA

Calle Alfonso I, 3-5, Planta 3, Oficina 1

50003, Zaragoza

NIF G99494510

 

Fundación Inscrita con el número de registro 2231, Protectorado -Justicia-

 

 

  • CONTACTA CON NOSOTROS
  • info@escuelaydespensa.org
  • Tel. 630 272 492
  • Horario de Oficina:
  • Lunes a Viernes de 9,00 horas a 14,00 horas y de 16,00h a 19,00h
  • Sábados, Domingos y Festivos cerrado